Paquete económico 2020 no incrementará impuestos: Herrera

El Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2020 mantiene el compromiso de no incrementar impuestos

El Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2020 mantiene el compromiso de no incrementar impuestos y fortalecer la recaudación fiscal, sostuvo el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez.

Durante la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional explicó que además tiene como principios básicos contribuir a la estabilidad macro y otorgar certidumbre económica, así como garantizar disciplina fiscal y sostenibilidad de la deuda.

Herrera dijo que el paquete, que contempla recursos por 6.1 billones de pesos, de los cuales 5.5 billones serán de ingresos presupuestales y 584,400 millones de pesos vía financiamiento, también privilegia la austeridad republicana, la eficiencia en la ejecución del gasto, el fortalecimiento de la recaudación y el combate a la evasión fiscal. En ese sentido se espera, para el año entrante, menores ingresos petroleros en 8.8% real, pero un avance de 2% en la captación tributaria.

El gasto programable en desarrollo social y en desarrollo económico tiene un alza de 3.4% y 1.2% respectivamente. Es importante señalar que el fondo de estabilización tiene un fuerte reducción de 23.4%

El titular de Hacienda destacó que los objetivos del paquete económico, entregado el domingo a la Cámara de Diputados, son el bienestar social, la generación de empleo y desarrollo para todos los mexicanos, así como la seguridad, paz social y reactivación de Pemex. Para ésta última y sus empresas productivas subsidiarias contemplan un techo de endeudamiento interno neto de hasta por 10,000 millones de pesos y un techo de endeudamiento externo neto de 1,250 millones de dólares. Para la CFE y sus empresas productivas subsidiarias se solicita un techo de endeudamiento interno neto de 9,800 millones de pesos y un techo de endeudamiento externo neto de 508 millones de dólares.

Ahora el Congreso de la Unión debe debatirlo, ajustarlo y, en su caso, aprobarlo antes del 20 de octubre del presente año.

Entre las medidas incluidas para fortalecer la recaudación destacan, entre otros:

I. Pago del ISR por ingresos de arrendamiento

«Otro de los problemas de la baja recaudación es la alta tasa de evasión del ISR de ingresos por arrendamiento, la cual actualmente representa 0.1% del PIB. Ante esta situación, Hacienda propone una medida para generar incentivos para que los arrendadores cumplan con sus obligaciones fiscales. La idea es promover la emisión del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) por parte del arrendador, se propone establecer que en los juicios de arrendamiento de inmuebles, en donde se obligue al arrendatario al pago de rentas vencidas, el Juez no autorizará los pagos al arrendador si este no acredita haber expedido los CFDI respectivos. Con esta medida se generan los incentivos para que los contribuyentes que participan en el arrendamiento de inmuebles emitan los CFDI correspondientes y el SAT cuente con información que facilite la fiscalización».

II. Retención del IVA a la subcontratación laboral

«Se ha convertido en una práctica común que las empresas contraten servicios de subcontratación laboral con empresas terciarias, para que participen en ciertas etapas de la cadena productiva con el fin de lograr mayor eficiencia en la producción. De acuerdo al INEGI, en los últimos 10 años el porcentaje de personal subcontratado a través de la subcontratación pasó de 8.6% a 16.6%. Si bien la actividad de esas empresas está regulada en el país, el esquema de subcontratación laboral ha generado espacios para la evasión. Se ha observado que las empresas prestadoras de esos servicios, en algunos casos, no cumplen con el entero del IVA, sin embargo, la empresa contratante sí acredita el impuesto. Por ello, Hacienda propone la obligación a las empresas contratantes de servicios de subcontratación laboral de retener y enterar el IVA causado en la contratación».

III. Economía digital

«Otro de los problemas de la baja recaudación es el bajo cumplimiento fiscal asociado a la prestación de servicios digitales proporcionados por proveedores no residentes en el país.

Asimismo, existe un bajo cumplimiento en el pago de los impuestos que se causan en las operaciones de compra y venta de productos y servicios que se realizan a través de plataformas digitales de intermediación, como es el caso de los servicios de transporte, alojamiento temporal y de los bienes que se comercian a través de plataformas que operan en lo que podría llamarse centros comerciales virtuales

Lo anterior, no solo representa una pérdida de recursos importante para el país, sino que representa un área de oportunidad para fomentar la formalidad e incrementar la recaudación.

La propuesta de Hacienda para hacer más eficiente la recaudación del IVA en la importación de servicios intangibles será aplicable a la categoría de servicios de consumo final para las personas y hogares, algunos ejemplos de ellos son: la descarga o acceso a imágenes, películas, video, audio, música, juegos, noticias en línea, información sobre el tráfico, pronósticos meteorológicos y estadísticas, por mencionar algunos.

Para facilitar el cumplimiento y elevar los bajos niveles de recaudación se propone que las plataformas que ofrecen servicios de intermediación y que cobren a cuenta del vendedor o prestador del servicio, realicen la recaudación y el entero de los impuestos generados en dichas operaciones. En el caso de las plataformas que no realicen cobros a cuenta del vendedor o prestador del servicio, estarán obligadas a proporcionar información relevante que facilite las labores de control y fiscalización.

Se considera prioritario mitigar los costos de cumplimiento para las plataformas que ofrecen servicios digitales no residentes en México. Por ello, se propone establecer un mínimo de obligaciones de fácil cumplimiento».

IV. Facilidad administrativa para vendedores independientes

«Una de las actividades del sector comercial que ha crecido de manera importante en los últimos años son las ventas al menudeo que se llevan a cabo fuera de un local comercial, principalmente persona a persona, usualmente a través de una demostración o por ventas por catálogo. Contar con un esquema que facilite el cumplimiento fiscal y reduzca la carga administrativa en ese sector beneficiaría a más de 2.5 millones de personas que se dedican a esa actividad comercial.

Se propone un esquema simplificado de retención, que consiste en determinar el ISR a pagar sobre la diferencia entre el precio de venta sugerido y el precio de compra, este último directamente observado por la empresa que provee los productos al vendedor independiente. Con este esquema se fomenta la formalidad y se otorga certidumbre tributaria a los vendedores independientes, los cuales actualmente, ante la falta de un esquema acorde a sus necesidades se ven obligados a tributar en el régimen general de personas físicas con actividad empresarial».

Con información de Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares