Por cada 34 licencias de maternidad se da 1 de paternidad

Gran parte de la inequidad en las licencias de paternidad se debe a que no están reguladas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), como sucede con las de maternidad. Este tipo de licencias son solventadas directamente del patrón por lo cual es más complicado verificar el cumplimiento de la prestación que se ofrece por ley a los colaboradores.

En 2018, alrededor del 13% de los 2.18 millones de nacimientos fueron cubiertos por los beneficios del permiso o licencia por maternidad. El total de las licencias por maternidad otorgadas fue de 279,999; mientras que los permisos por paternidad registrados fueron 8,170; no se tiene registrada toda la información, ya que no está a cargo de las dependencias de salud.

Los permisos por paternidad son de 5 días con goce de sueldo, ya sea por nacimiento natural o adopción, lo cual discrepa mucho de los países registrados por la Organización de la Cooperación de Desarrollo Económico (OCDE). En promedio el período de licencias de paternidad en los países afiliados a la organización es de 8. 2 semanas.

También te puede interesar: Licencias parentales, una apuesta por la equidad

«En la mayoría de países desarrollados las políticas de permisos para madres y padres tienden a cubrir la mayor parte del primer año de vida del hijo en igualdad de condiciones».


Mtro. Cándido Pérez Hernández, Investigador de Early Institute.

Comparativo en dependencias gubernamentales de los permisos por maternidad vs. paternidad:                             

Entidad de GobiernoPermisos por maternidadPermisos por paternidad
IMSS 231,168 ND
ISSSTE 46,082 380
SEMAR 357 867
SEDENA 947 4,947
PEMEX 1,445 1,976
TOTAL 279,999 8,170

Este tipo de prestaciones incentiva la participación de los hombres en las responsabilidades familiares, y el desarrollo infantil, asegura Organización Internacional del Trabajo (OIT). Los padres que hacen uso de este permiso, en especial los que toman dos semanas o más, tienen más probabilidades de interactuar con sus hijos/as pequeños. Esta política puede tener efectos positivos sobre la igualdad en el hogar y en el trabajo, y provocar cambios en las relaciones y en la percepción de los roles de los progenitores.

Por Pamela Rendón Echeverría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares