¿Por qué la flexibilidad laboral ahora es lo normal?

Actualmente, es normal tener contacto con colaboradores que no se encuentran en nuestro lugar de trabajo y algunos, incluso, se encuentran en otros países. La tecnología está cambiando la forma convencional de trabajar, ya que nos mantiene en contacto, sin que sea necesaria la proximidad.

LinkedIn ha marcado la flexibilidad como la segunda tendencia más importante dentro de su reporte Global de Tendencias de Talento, por debajo de las habilidades blandas. Otorgar este beneficio a los colaboradores te ayudará a atraer y retener el talento.

“La flexibilidad laboral se está convirtiendo en la norma. El reto es qué tan rápido pueden proporcionarlo las organizaciones” comentó Jason Phillips, Vice President Digital HR & Global Chief of Staff at Cisco.

Cada día más profesionales buscan desarrollarse en entornos flexibles que les permitan mantener un balance de vida, lo cual se ha reflejado en que más del 78% de las ofertas de trabajo comienzan a mencionarlo. Uno de los grandes alcances de la flexibilidad es la creación de equipos más diversos e inclusivos, de forma que las empresas se vuelven aptas para cualquier estilo de vida.

Algunos profesionales destacan que los grandes retos a los que se enfrentan para lograr trabajar de manera remota con éxito son: la integración del equipo, colaboración y la supervisión de los proyectos; los cuales los han solucionado con mensajería instantánea, audio y video conferencias.

Los consejos que da la red social para comenzar a tener flexibilidad laboral son:         

  1. Conoce qué tipo de flexibilidad quieren: analiza las necesidades de tu equipo y el trabajo. Para poder determinar qué esquema puedes implementar, debes evaluar la capacidad que tienen para trabajar de forma remota, ya sea que puedan modificar su horario de trabajo o darles autonomía para que estén fuera del lugar de trabajo.
  2. Busca las soluciones tecnológicas: equipar a tus colaboradores con la tecnología adecuada puede hacerlos más productivo. Desde un principio, habilita un espacio de oficina para una fuerza laboral semi-remota para servir de apoyo y tener solo el espacio necesario para la operación.
  3. Ayúdales a conectar con la tecnología: algunos profesionales se pueden sentir aislados por lo cual se deben implementar herramientas que los mantengan conectados en tiempo real. No solo se debe colaborar a través de las plataformas, también se deben crear equipos.
  4. Difunde tu política de flexibilidad: se debe integrar en la comunicación de la empresa para que todos los colaboradores y candidatos estén enterados de cómo funciona. También, debes fijar las expectativas y aclarar sus dudas.
  5.  Entrenar a tus líderes para que sepan cómo trabajar con equipos flexibles: no es suficiente cambiar políticas y habilitar tecnología, es necesario que sea parte de la cultura de la empresa.
  6. Sé flexible con la flexibilidad: debes adecuar tus políticas para trabajar de forma remota a la cultural, las metas y necesidades. A medida que avanza la tecnología y hace la flexibilidad más factible para más empleados, por lo cual debes re-evaluar constantemente tus políticas, así la empresa cada día será más inclusiva.

*Este reporte recopila encuestas y entrevistas de más de 5,100 profesionales, en 35 países, incluyendo México, con características de comportamiento y consejos acerca de qué acciones pueden poner en marcha las compañías para mejorar el entorno laboral.

Por Pamela Rendón Echeverría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
shares