Pymes: la mayor fuerza económico-laboral de México

Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) emplean al 71% de la población en México, Perspectivas 2019 sobre las PyMEs y el empresariado de la OCDE.

En el marco del día de las Pymes se debe reconocer el aporte que hace este sector empresarial a la economía del país, así como la importancia de su participación en la empeabilidad de 11.5 millones de personas.

Una encuesta realizada por OCCMundial detalló que solo 15% de los mexicanos se visualiza laborando para una Pyme en este momento, pues consideran (46%) que en la actualidad no hay certeza de su permanencia en el mercado.

Si bien es cierto

La esperanza de vida de los negocios pequeños es menor a la de un negocio un poco más grande. Es algo muy interesante: de acuerdo con el tamaño del establecimiento, la esperanza de vida al nacer es mayor o menor”.


Pérez Cadena especialista en Estadística e Investigación de Operaciones para la agencia informativa del Conacyt.

Por cada negocio que nace con dos personas laborando, su esperanza de vida será de siete años. A los 10 años, su esperanza de vida será de 12 y con 25 años consolidados la supervivencia se duplica a 24 años, explicó.

Asimismo, la agencia señala que en un periodo de 5 años murieron un millón 600 mil establecimientos en la república mexicana. Con mayor localización en Baja California, Sonora, Coahuila y Nuevo León, y también en otros estados como Guerrero, Morelos, Estado de México, Tabasco, Campeche y Quintana Roo.

El 83% de las Pymes utilizan algún tipo de tecnología para el control de sus operaciones y procesos internos, Aspel.

Y como todo sector, tiene ventajas y desventajas laborar en ellas, una encuesta de OCCMundial detalla que 9 de cada 10 aseguran que las pequeñas y medianas empresas no ofrecen salarios competitivos, a pesar de ello, 60% sabe que en ellas existe oportunidad de crecimiento rápido.

Si bien, aportan más del 50% del Producto Interno Bruto (PIB) al país, estas incursionan más en el sector de los servicios.

Los retos de las Pymes, según Aspel:

  • Acceso al financiamiento
  • Capacidad de retención del talento
  • Innovación en sus modelos de negocio
  • Adopción de nuevas herramientas tecnológicas

Recientemente, con la modificación de la Ley para el Desarrollo de la Competitividad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y Morena le dijeron adiós al Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem)

En un comunicado, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) lamentó la desaparición del instituto. Más allá de su relevancia económica, las pequeñas y medianas empresas tienen un profundo impacto en la articulación del tejido social de los mexicanos. Son nuestro primer contacto con la actividad comercial, el motor económico de las regiones y en muchos casos, la única fuente de ingresos para un gran número de mexicanos que recurren al autoempleo.

Enfrentan grandes desafíos para su sobrevivencia: informalidad, inseguridad, falta de capacitación y excesivos trámites para operar.

Coparmex

Los principales objetivos del Inadem eran generar condiciones adecuadas para el desarrollo y el crecimiento sostenido de las MiPymes,inculcar una nueva cultura emprendedora en los mexicanos y promover una gestión pública orientada hacia el éxito de los negocios de los mexicanos, señaló.

De acuerdo con información de Notimex, de 2013 a 2017, el Inadem apoyó a más de 92 mil proyectos de emprendedores con más de 14 mil millones de pesos, lo que benefició a miles de familias. Así como a 141 proyectos estratégicos con más de dos mil millones de pesos que benefició a más de 26 mil microempresas.

Por: Brenda Martínez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares