Nesting: sácale provecho a los últimos días de vacaciones

No todo debe ser estrés, las vacaciones resultan una forma de liberar todas aquellas cargas que se puedan acumular durante el ritmo de la vida laboral. Aunque no siempre se tiene la posibilidad para viajar y conocer nuevos lugares, sí se puede disfrutar de la comodidad y el confort del hogar gracias al Nesting.

Quizá hayas escuchado sobre el Nesting, un término anglosajón que tiene como significado anidar. De acuerdo con Erika Villavicencio Ayub, académica de la Facultad de Psicología de la UNAM, esta actividad trae consigo beneficios psicológicos que se reflejan en el bienestar físico y emocional de las personas.

Es importante señalar que esta práctica no trata solo de quedarse en casa, sino de disfrutar realmente la estancia en uno de los lugares más importantes para ti, además de lograr la optimización del hogar. La idea es regocijarse durante el tiempo libre, crear un mejor espacio y reducir los niveles de estrés.

De acuerdo con especialistas en el tema, los fundamentos del Nesting son:

  • No generar planes.
  • Trabajar en cosas que correspondan con nuestros gustos e intereses.
  • Relajarse al hacer ciertas tareas.
  • Tomar las actividades con calma y no apresurarse.
  • Disfrutar de la compañía.

OCC Mundial ofrece algunas maneras en las que puedes llevar a cabo dicha práctica:

  • Redecoración

No es necesario invertir mucho dinero para lograrlo, basta con reubicar algunos muebles u objetos de lugar. Para organizar mejor un espacio, lo ideal es deshacerse de aquellas cosas que ya no necesitas. También puedes pintar, decorar paredes, cambiar cortinas, agregar plantas.

  • Cocinar

Aunque para algunos es una actividad diaria, también se puede disfrutar. Experimenta con recetas nuevas, prepara tus platillos favoritos, disfruta el momento tanto desde su elaboración como de su degustación.

  • Lectura

Deleitarse con un libro es algo sencillo, dedica el tiempo que mejor te parezca. De acuerdo con la Sociedad Española de Neurobiología leer ayuda al cerebro a pensar, ordenar mejor las ideas, relacionar conceptos, ejercitar la memoria e imaginar.

  • Baño relajante

Las duchas suelen formar parte de la rutina, sin embargo, tomar un baño relajante sin contratiempos ni prisas permite que los músculos se relajen y la sensación de cansancio disminuya.

En resumen, el Nesting resulta una buena forma para escapar del estrés, además es menos complicado que planear un viaje, sumado a ello, se puede disfrutar en compañía o de manera individual. La parte más importante de esta práctica es ser feliz en tu espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares