Técnico Superior Universitario, el talento para tu empresa

La Universidad Iberoamericana, el Sistema Universitario Jesuita y el Tecnológico Universitario de Valle de Chalco (TUVCH) toman como base la formación dual para impartir los programas de Técnico Superior Universitario (TSU), con el objetivo de cubrir las necesidades de la industria a niveles de ingeniería y licenciatura.

La formación dual, 70% práctica y 30% teoría, es un modelo probado en Alemania y que se retomó en México con el objetivo de proporcionar una oportunidad a gente sin probabilidades de estudiar una licenciatura y con nula posibilidad de ingresar al mercado laboral, comentó David Fernández Dávalos rector de la Universidad Iberoamericana.

Sin embargo, señaló Dávalos, se inscribieron personas trabajadoras, «Respondemos a las necesidades de los grupos sociales de sectores populares para mejorar sus condiciones de trabajo y tener un mayor ingreso económico«.

¿Quiénes son los TSU?

Es una persona profesionalmente capacitada para resolver problemas de producción, organización, atención y gestión de las personas, así como administración en general de una empresa.

Son capaces de liderar equipos e innovar en sus procesos, «Cubren fácilmente el trabajo de un ingeniero», subrayó.

Los técnicos especializados pueden cubrir lo que las empresas necesitan, pero con mayor productividad y éxito, incluso a veces superior a la de un licenciado e ingeniero, señaló Dávalos.

Ante el nuevo reto que ha surgido con la automatización en las industrias, Oscar Castro director general de TUVCH, señaló que, «Son capaces de ubicar los problemas de programación lógica que tienen los procesos productivos para mejorar el rendimiento».

En entrevista con Mejores Empleos, Castro detalló que los técnicos especializados están a la altura de las necesidades del mercado y responden a las prioridades del ámbito laboral de distintos sectores del Valle de México.

Cuentan con los conocimientos necesarios para poner en práctica las habilidades necesarias, como innovación y liderazgo, para incorporarse al mercado laboral.

Castro comentó que la formación de los TSU, «Se encuentra atrapada entre dos imaginarios, el de la edad, pues son menores a la edad promedio y ganan menos que un ingeniero o licenciado».

Asimismo, informó que el perfil y su actualización educativa, se ve a través de sesiones de consejo consultivo, en donde las empresas exponen los retos en el tema educativo, planes de estudio y necesidades, de ese modo se moldean.

Además, los profesores asisten directamente a la industria y ven las necesidades que se requieren para incorporarlas, señaló en entrevista Castro.

«Cuando contratan a alguien no saben en dónde colocarlo dentro del organigrama, les castigan los salarios como si fueran personas sin especialidad».


David Fernández Dávalos rector de la Universidad Iberoamericana

No les dan las responsabilidades que ellos son capaces de asumir por el nivel educativo que han completado, «Que los empresarios no conozcan las bondades educativas del TSU, es privarse de un talento muy importante para las empresas e industrias», señaló Dávalos.

Revalorizar al TSU Revalorizar al TSU

«Los TSU pueden convertirse en un motor del desarrollo social y productivo del país».

David Fernández Dávalos rector de la Universidad Iberoamericana
  1. Se suman a los retos del país, es decir, reactivar la economía.
  2. Amplía la oferta educativa para jóvenes de escasos recursos y la profesionalización de trabajadores en la industria.
  3. Los egresados son capaces de resolver problemas desde el punto de vista tecnológico, humanista y ambiental.

Formación Dual en México

El pasado 4 de julio la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el gobierno de Alemania ratificaron el compromiso por impulsar la formación dual en México.

Moctezuma Barragán, titular de la SEP, aseguró que al momento hay 4 mil estudiantes dentro de la formación dual, sin embargo, la meta debe ser más agresiva, elevada y con esfuerzos más concentrados.

Comentó que se encaminará a que el modelo permita al aparato productivo captar, desarrollar y retener al talento joven para formar los recursos humanos altamente capacitados que se requieren.

Por Brenda Martínez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares