Y ahora… ¿dónde encuentro a mis clientes?

clientes
Las crisis son una oportunidad. Y las consultoras de comunicación deben usar todas las herramientas a su alcance para las estrategia de relaciones públicas.

Los clientes se han esfumado con la crisis derivada de la pandemia. Una pausa tan prolongada en muchos sectores noqueó sin misericordia la economía del país.

Basta caminar por las calles de la ciudad para descubrir decenas de locales vacíos donde antes había un negocio que cubría las necesidades de sus usuarios.

Muchos no calcularon que, ante la orden de cerrar en semáforo rojo, las empresas perderían la conexión con quienes les compraban: sus clientes.

Esta situación evidenció que las empresas mejor comunicadas son las que reaccionan más rápido en épocas de crisis. Y la comunicación abarca un todo.

Desde los canales donde vendes y promocionas, hasta la implementación de las herramientas más sencillas o sofisticadas de CRM (Customer Relationship Management).

Lo anterior con el fin de detectar oportunidades de negocio donde solo hay datos desagregados que, por sí solos, no dicen nada y que juntos marcan el camino para consolidar la relación con clientes o prospectos.

CLIENTE, RAZÓN DE SER

Estar centrado en el cliente, saber qué necesita, dónde busca recomendaciones, si compara precios o qué plataformas son sus favoritas son tan solo algunos de los elementos para configurar una estrategia de comunicación.

Si consideramos que el valor del eCommerce durante el 2020, según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online, creció en nuestro país un 81% más en comparación con el 2019.

Por tanto los esfuerzos de comunicación de las marcas deben estar en las plataformas digitales, pues hoy los mexicanos dejaron de tener miedo a usarlas y adoptaron la compra en línea.

Ya no bastará tener un contenido creativo si no se alinea a una estrategia de SEO para asegurar que, esa información que necesita el usuario, esté en los primeros resultados de búsqueda, pues la intención de compra se da justo con información de valor en los canales digitales.

Las narrativas deberán ser creadas con todas aquellas palabras clave para garantizar destacar en el mar de información de cualquier buscador.

¿Y quiénes son los que recomiendan? Los consumidores (los más jóvenes, de manera destacada) son inspirados por aquellos influenciadores que hablan de los temas o productos que buscan.

Quizá valerse de las grandes celebridades no tenga el retorno de inversión deseado, pero sí las alianzas con microinfluencers que han logrado crecer de manera orgánica y tienen una alta credibilidad ante sus seguidores.

Estos personajes juegan un papel muy importante durante las diferentes etapas del consumer journey (el camino a la decisión de compra), ya sea generando conversación alrededor de la marca para construir awareness, consideración, conversión o lealtad.

HERRAMIENTAS

¿Riesgoso depender de la comunicación de terceros? Sí y no. Pero hay que valerse de todas las herramientas de análisis para saber qué grupo de influenciadores se puede recomendar a cada marca.

Y luego ponerlos en contacto con ella para que vivan sus diferenciadores y así puedan emitir libremente sus opiniones.

O en caso de una negociación 100% comercial, dejar en blanco y negro lo que se espera de su trabajo y que abone al posicionamiento de marca.

En cuestión de reputación, qué importante es tener la información al día con herramientas digitales que permitan la predicción, prevención y manejo de crisis de forma oportuna.

Quienes nos dedicamos a esta disciplina tenemos la obligación de incorporar a nuestra gestión el uso de herramientas que nos permitan la obtención de data al momento para hacer un análisis y así ofrecer una consultoría de alto nivel para blindar a nuestros clientes ante cualquier situación de riesgo.

EMPRESA DIGITAL

La transformación digital se hizo aún más patente en nuestra disciplina durante la pandemia y seguramente son prácticas que se normalizarán en la tarea de conectar a las empresas con sus diferentes stakeholders.

El uso de aplicaciones tecnológicas para presentar nuevos productos, promover relacionamientos de alto nivel o favorecer la comunicación interna, entre muchas otras actividades corporativas, es una constante.

La comunicación digital y multicanal en sus diferentes formatos (redes sociales, blogs, webinars, videos o infografías) es el componente predominante de cualquier estrategia actual de comunicación y relaciones públicas.

Bajo mi perspectiva, todas las marcas y empresas deberán preguntarse dónde encontrarán a sus consumidores en los próximos años para crear estrategias diferenciadas, con información ética y en formatos novedosos para captar su atención.

Si las consultoras de comunicación les damos los insight, las narrativas y diseñamos esos formatos, seguiremos siendo relevantes en el mundo de la consultoría.


clientes, comunicación, herramientas, empresas

Brenda Morales Ojeda
Socia fundadora de PRP y coach ejecutivo


shares