«Soy una activista que ha trabajado por ampliar derechos y libertades»: Patricia Mercado

Patricia-Mercado-Senadora-México-Movimiento-Ciudadano

Platicamos con la ex candidata a la Presidencia de la República, una activista que ha incursionado en el mundo de la política y que apuesta por una agenda legislativa de vanguardia, progresista y de derechos.

Por: Brenda Martínez Lunar

«Soy feminista y desde hace 40 años hago activismo político», sostiene Patricia Mercado, senadora de la República por el partido Movimiento Ciudadano.

Su interés por la justicia social

Cuenta que, en su adolescencia, se formó con las Mercedarias Misioneras de Berriz, una orden religiosa que, en ese momento «hicieron una corriente de liberación muy comprometida con la justicia, siempre fueron críticas con la iglesia elitista relacionada con el poder económico y político».

Mercado afirma que ese fue el germén de su compromiso político con la justicia social. «Ellas me formaron y a mí me interesó, pues vengo de una familia que tiene mucha diversidad económica, eso nunca me pasó desapercibido, entonces inmediatamente me identifiqué con las Misioneras». Y así fue como a los 17 años se unió a su primer grupo «Juventud amiga trabajando unida» en su natal Ciudad Obregón, Sonora.

A partir de ahí comencé mi carrera para cambiar las condiciones de la sociedad y así brindar mayor justicia.

Desde entonces ha formado parte de movimientos democráticos en el país y desde la sociedad civil, para cambiar el régimen de partido único, caracterizado por la poca pluralidad política y la diversad de posiciones políticas.

«Me defino como una activista que ha trabajado por la democracia de este país, por ampliar derechos y libertades». Así, en las pasadas elecciones, Movimiento Ciudadano le ofreció ser candidata externa en su lista nacional al Senado de la República.

Actualmente es presidenta de la Comisión de las Zonas Metropolitanas y Movilidad, secretaria de la Comisión de Trabajo y Previsión Social e integrante de las Comisiones de Salud, Seguridad Social y Derechos de la Niñez y Adolescencia.

Seguridad social

A juicio de la senadora, uno de los principales problemas de México es que la mayoría de los trabajadores no tienen seguridad social. «Y seguridad social no sólo es salud, porque esta la podemos atender en los centros de manera pública. Lo importante de contar con ella es hacer frente al accidente o a la enfermedad que te inhabilita para trabajar y te da una vejez digna [como lo vemos ahora con el Covid-19]».

El Consejo Nacional de Evaluación Política de Desarrollo Social (Coneval) señala que la razón de la pobreza son los bajos salarios y la falta de seguridad social.

En México hay 30 millones de trabajadores que no cuentan con seguridad social, de los 54 millones que conforman la fuerza de trabajo, Coneval.

Mercado señala que el futuro del trabajo y los nuevos modelos de empleo que surgen con la llegada de la tecnología exhiben la profunda necesidad de hacer una reforma a la ley de seguridad social, para que esta sea de manera universal y transportable.

Si la vialidad no es la adecuada y se necesita hacer una gran inversión para cambiar los roles, los nuevos trabajadores no pueden estar perdiendo su vida o quedando discapacitados, sin que se les dé una remuneración económica por el accidente, por eso es importante una reforma a la Ley del Seguro Social y a la Ley de Seguridad Vial.

Subcontratación abusiva

 «La realidad es que la subcontratación es importante, no la podemos eliminar, pero esta sólo debe ser para trabajos especializados, no a costa de los derechos de los trabajadores«.

Comenta que el abuso del outsourcing creó trabajos precarios, a pesar de que es un tema que está regulado esto no se ve en la práctica.

Definitivamente quedó pendiente en la reforma que se hizo a la Ley Federal del Trabajo (LFT) y desde la parte legislativa estamos buscando una regulación para evitar que la subcontratación esté relacionada directamente con ahorro de impuestos y derechos laborales.

En México, la única herramienta que tenemos para detectar estas prácticas son las inspecciones de trabajo, no obstante, a su juicio, estas se han prestado a corrupción. Si vemos las prácticas de otros países, compara, los inspectores tienen un nivel de doctorado, es decir, son personas muy especializadas y con mucho conocimiento.

No se trata de tener más inspectores que se encarguen de vigilar a las empresas, se trata de tener una Institución fuerte en términos de conocimiento para poder detectar las irregularidades. Además los procedimientos se deben hacer más rápido, porque los juicios llevan años, a veces cuando ya salió la resolución la empresa ya no existe porque cambió de razón social.

Trabajo informal

Somos la quinceava economía en el mundo y de los tres países más desiguales, esto sucede porque hace 30 años, el Estado dejó libre el acceso y no se metió en cuestiones de salario, lo que llevó a que esta riqueza se quedara en manos de muy pocas personas y no hubo ningún tipo de distribución, ni siquiera a través del trabajo, porque lo mantuvieron en salarios muy bajos, comenta Mercado.

No es solamente un tema de cómo formalizamos, sino cómo hacemos crecer la economía con apellido, es decir, una economía que genere trabajo digno: salarios remunerados, capacitación, seguridad social, derecho a la sindicalización y a la huelga, no discriminación.

Es una discusión económica, de inversión, laboral y que conlleva reformas a la Ley del Seguro Social, si no se hace así «no estamos asumiendo que la revolución tecnológica nos trae nuevos empleos con muy buen ingreso pero sin seguridad social. Es importante que en el régimen obligatorio se puedan inscribir a los trabajadores por honorarios. No es un problema de dinero, es un problema de cómo establecemos nuevos modelos de relaciones laborales frente a la revolución tecnológica«.

Regulación del cannabis

México es un gran productor de marihuana o cannabis, y nuestros dos socios más importantes quitaron esa visión punitiva, ahora Estados Unidos la tiene regulada para cuestiones medicinales y Canadá la despenalizó por completo, ellos están fortaleciendo sus economías y finanzas públicas a partir de esta recaudación.

Nosotros estamos desperdiciando esta oportunidad por argumentos muy precarios, es una entrada para ampliar la economía mexicana, para meter a muchos campesinos pobres que viven en constante zozobra porque están ligados a la redes del narcotráfico, pues son ellos quienes les pagan por sus sembradíos de cannabis y amapola.

Sostiene que, como país, debemos de ver las oportunidades que tenemos: por ejemplo, menciona, Canadá no tiene buen clima ni buena tierra; México sí. «Nos comprarían muchísimo para introducirla en sus diferentes derivados medicinales y para consumo adulto».

Agrega que la regulación tendría un impacto en el crecimiento y fortalecimiento del empleo.

Lo que está haciendo la revolución tecnológica es eliminar cada vez más empleos, entonces parte de los nuevos empleos se pueden generar en el campo.

Violencia de género

Mercado sostiene que la mayor participación de la mujer en la política, economía y otros ámbitos sociales y educativos ha provocado reacciones violentas en los hombres, quienes -erróneamente- se sienten que las mujeres se apropian de espacios que a ellos les «pertenecen».

No es posible que una mujer denuncie hostigamiento de un jefe y tenga que probarlo mil veces para que finalmente sea ella quien termine renunciando.

De ahí la importancia del convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que habla sobre toda la violencia y acoso laboral de hombres y mujeres, por el que México voto a favor, pero ahora falta ratificar, además de la recomendación 206.

Lo más sobresaliente de esta recomendación, es que «somos responsables de la violencia que puedan vivir las mujeres en el trayecto de su domicilio a la empresa y viceversa. Si vive violencia y se determina que necesita un refugio porque está en peligro su vida, se le debe apoyar y no debería perder su empleo».

shares