La COVID-19 y la transformación del emprendimiento

Emprender un negocio, o ampliarlo, en tiempos de crisis no debería de ser una salida fácil, sino la respuesta a una estrategia de previsión; es decir, resultado de un plan de contingencia que debería activarse una vez desatada la inestabilidad, coinciden los especialistas.

Si bien opinan que las crisis reduce la competencia, también reconocen que son los tiempos propicios para echar a andar la creatividad. Conoce cómo los especialistas consultados han enfrentado la inestabilidad en el emprendimiento, derivada de la COVID-19.

Por Alma Gómez

“Esta crisis nos enseñó que debemos hacer una planeación de negocios, no sólo para momentos buenos o malos, sino también para los momentos de crisis”, asegura Jorge Ferrer, director de Xoppal.com. Un empresario, agrega, sabe que habrá momentos de vacas gordas y flacas, pero nunca espera ver a las vacas muertas. Hay que tener un plan de contingencia listo para activarse en segundos.

De acuerdo con cifras del Inegi, sólo 35 de cada 100 empresas sobrevive en sus primeros cinco años de vida. Y destacan que de las 4 millones 773 mil 995 unidades económicas, el 95% corresponde a microempresas. Además, el 14% de los ingresos generados en las distintas organizaciones del país provienen de las mismas.

emprendimiento crisis covid

La Asociación de Emprendores de México (ASEM) señala que, a pesar de la importancia de las mipymes para la economía, aún persisten grandes retos al momento de crearlas, desarrollarlas, y hacerlas competir. Aunque el emprendimiento nunca ha sido un trabajo sencillo, ahora con el impacto de la pandemia se ha vuelto más complicado.

LAS CRISIS, UNA OPORTUNIDAD

Pepe Villatoro, Co-fundador y CEO de Fuckup y del Failure Institute, explica que las crisis agudizan los comportamientos externos del mercado y provocan que pocas personas se beneficien.

“La mayor parte de las organizaciones enfrentan la reducción de sus operaciones, mientras las más grandes se enriquecen, lo que genera mayor concentración y reduce la competencia”, afirma.

emprendimiento crisis covid

José Manuel Serrano, COO de Startup México (SUM), menciona que diversos emprendimientos mueren, aunque otros logran sobrevivir gracias a que la creatividad impulsa sus negocios, los adapta a las tendencias y los fortalece.

“En las crisis siempre hay oportunidades y pérdidas”, dice. Y recalca que si bien algunas empresas quebrarán, otras nacerán. Ferrer aseguró que la crisis provocada por la COVID-19 generará que muchas personas se vean forzadas a emprender.

“Es algo triste porque el emprendimiento -reflexiona- es sinónimo de jodidez; es decir, emprendemos cuando no hay oportunidades”.

Jorge Ferrer, director de Xoppal.com.

IMPULSO EMPRENDEDOR

Aunque estas empresas operan en México, han vivido escenarios completamente distintos frente a la pandemia.

A tan sólo tres años de su surgimiento, la marketplace mexicana Xoopal.com se enfrentó a un gran desafío llamado COVID-19. Ferrer argumentó que la primera dificultad que encontró la empresa fue organizar a todo un equipo de trabajo para que operara bajo un esquema de home office, considerando que no todos los puestos son aptos para el mismo. Hecho que significó un gran reto moral y ético.

Pese a que se sumaron a la venta de productos de limpieza, no vieron en esto una forma de negocio. ¿La razón? No empujaron estos productos porque no quisieron cruzar esa línea delgada entre tomar una crisis como oportunidad y aprovecharse de la necesidad de las personas.

“Es importante entender cuál es el propósito y la esencia de tu negocio para no brincar hacia lo que está de moda. Aunque puedes generar flujo de efectivo, corres el riesgo de perder la esencia de tu empresa”, agrega.
A pesar de los esfuerzos, tomaron decisiones difíciles. “Desgraciadamente tuvimos que cerrar la Xoppaltienda, al estar parada por completo no hay forma para mantener los distintos servicios”.

¿ESTÁBAMOS PREPARADOS?

Aunque algunas organizaciones estaban preparadas para operar bajo esquemas de trabajo remoto, o eso era lo que creían, afrontaron ciertas dificultades.

Seedstars Latam era una de las pocas empresas preparadas para el home office, sin embargo, experimentaron problemas de comunicación y tuvieron la necesidad de despedir al 24% de sus empleados.

La situación me había comido, ni siquiera pude tomar decisiones inmediatas”, señaló Alex Santana, manager de Seedstars Latam, durante su participación en los Fuckup Nights. Y agregó que los momentos de bloqueo te preparan para los eventos negativos del futuro.

Por otro lado, hubo empresas que pudieron sortear esta crisis de mejor forma. Tal es el caso de SUM, quienes reorganizaron su planeación, pues sabían que el panorama del país no mejoraría tan pronto como estimaban las autoridades.

Aunque dejaron de operar en marzo, se concentraron en impulsar una academia, con el propósito de digitalizar sus programas y rescatar los números que lograron en 2019. Si sólo se hubieran enfocado en los programas que tienen para los emprendedores, explicó Serrano, difícilmente hubieran sobrevivido.

LO QUE LA COVID-19 DEJÓ

Aunque el director de Xoppal indica que no ven una proyección para la tienda física, aseguró que a partir de la data que se genere determinarán la reapertura de la Xoppaltienda, la cual podría ser hasta 2022. En el escenario más complicado considerarían un cierre definitivo, sin embargo, Xoppal.com continúa sus operaciones de forma online.

“Creo que la COVID-19 transformó Xoppal.com, a las empresas, a México y al mundo. Quien no haya aprovechado este momento para transformarse, no tendrá cabida en el futuro y en la nueva sociedad que estamos por descubrir”

Jorge Ferrer, director de Xoppal.com.


Serrano admite que la clave de SUM para salir adelante fue no rajarse y adaptarse al momento. “No sabíamos si íbamos a sobrevivir, pero hacíamos lo posible para logarlo. La gente estuvo comprometida”.

Otro factor que les permitió seguir adelante fue adaptarse a márgenes pequeños sobre los precios. “No nos queríamos hacer millonarios, simplemente no queríamos matar el mercado”. Aunque SUM tuvo un periodo complicado, Serrano reconoció que el equipo de trabajo los apoyó en todo momento.

“No quisimos castigar los sueldos, no hubo recortes, ni despidos, pero tuvieron que ser pacientes. Afortunadamente estamos saliendo del bache”.Concluye que las personas no deben cerrar los ojos ante lo que pasa en el mundo.

“A las personas que sientan que no ven la luz en el emprendimiento, les puedo decir que el 80% de éxito para salir adelante se debe la capacidad que tienen como personas para entrarle al quite, más allá de las condiciones”, concluyó.


shares