Operadoras de camión rompen esquemas

Para las usuarias ya es gratificante abrir la puerta y ver a una operadora “se sienten con la confianza”.

Por Brenda Martínez

Para las usuarias ya es gratificante abrir la puerta y ver a una operadora “se sienten con la confianza” y no porque los operadores no estén capacitados, pero creo que entre género nos entendemos.

María Azucena Anaya Hernández, es una de las primeras 30 conductoras que desde hace 9 años, en la Ciudad de México, rompió con el paradigma de que los operadores de camión tenían que ser solo hombres. Ella forma parte del Servicio Atenea, un transporte público exclusivo para mujeres, personas de la tercera edad, personas discapacitadas y niños menores de 5 años, que recorre la ruta de Santa Martha a metro Zapata.

Con dudas y contagiada del temor de acceder a un sector exclusivo para hombres (como se percibía antes) y de la mayor premisa, “cómo vas a operar una unidad de transporte”, al subirse a este oficio, cuenta María Azucena, había varones de la tercera edad que no querían abordar el transporte.  Inclusive las mujeres estaban de acuerdo con tener un servicio exclusivo para este sector de la sociedad, pero no con el hecho de que fuera manejado por una operadora.

El trabajo de las conductoras se vio reflejado después de 10 años de su implementación y aceptación por parte del público pasajero. Esto además despertó en las mujeres la duda sobre ¿cómo ingresar a esta oportunidad de trabajo?

LA RUTA HACIA LA EQUIDAD

En un inicio, comenta María Azucena, a Mejores Empleos, sus compañeros sintieron que las mujeres estaban atentando contra su área, contra su espacio, que ellos eran exclusivos para manejar las unidades, pero esta situación ha cambiado con el paso del tiempo, ahora existe aceptación y tolerancia ante las operadoras.

Las mujeres no son exclusivas conductoras de este servicio llamado Atenea, inclusive tomando la capacitación preventiva o correctiva, han demostrado ser capaces de llevar el volante de una unidad con servicio ordinario o expreso, “finalmente también estamos capacitadas para operar cualquier tipo de unidad”.

El rechazo aún se percibe entre los usuarios, pues no se descarta la existencia de varones que prefieren omitir el uso de este servicio o del ordinario operado por una mujer. “Pero por el contrario hay 1 de cada 100 que nos felicita por el servicio recibido” menciona María Azucena.

OPERADORAS Y SERVICIO ATENEA CODO A CODO

“A las mujeres nos toca marcar esa brecha generacional que tenemos de sumisión o exclusión en ciertos ámbitos laborales. Yo creo que podemos y estamos diseñadas para resistir, trabajar y podemos ingresar en cualquier trabajo que nos propongamos”. Indica optimista y segura Azucena.

La aceptación entre los usuarios y el trabajo desempeñado por estas mujeres dentro de su sindicato, ha sido un trabajo que ha evolucionado codo a codo. El mayor propósito es unificar los criterios, buscar medidas que beneficien a todas las operadoras del M1 y ser solidarias entre ellas mismas. Peticiones que han visto reflejadas en la obtención de un contrato colectivo y en tener las mismas prestaciones de ley, sueldo, descansos, vacaciones tanto para hombres como para mujeres.

Algunas de las acciones favorables que María Azucena ha obtenido en esta ruta, es trabajar de lunes a viernes en horario matutino, lo que le permite realizar sus labores domésticas y maternales por la tarde. Algunas, comenta, prefieren el turno vespertino o un horario rolado, hay quienes eligen trabajar incluso los domingos. “Este es un trabajo que nos permite adaptarnos a nuestros hijos”.

LA RUTA MENOS TRANSITADA

Al hablarnos de los cambio que percibe con el paso del tiempo, María Azucena, añade “Lamentablemente entramos 30 operadoras y ahora, 10 años después apenas llegamos a 100”, según su percepción, es debido al machismo que las mujeres no consideran que puede laborar como conductoras.

En este oficio hay 3 mil 200 operadores y personal de mantenimiento masculino y solo 100 operadoras de autobús, dos de servicios generales y una operadora de metrobús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales