En Portada: Gerardina González

EDITORIAL

De acuerdo con la OCDE, los mexicanos trabajan al año 2 mil 257 horas, 875 horas más que las de un ciudadano alemán. No obstante, según el índice de competitividad del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), México ocupa el lugar 51, mientras que Alemania es el número 5. Es decir, los mexicanos somos muy trabajadores, pero no necesariamente los más productivos.

Jaime Cardoso, director de Marketing para Kronos Latinoamérica, en esta edición, a través de un artículo lúcido e informado, se pregunta: ¿por qué si los mexicanos trabajamos tanto no somos productivos?, ¿qué estamos haciendo mal o qué estamos dejando de hacer? En su texto esboza algunas soluciones a un tema tan complejo, que llevamos discutiendo durante décadas.

Por esa razón, en este número, salimos a buscar a los especialistas para conversar con ellos y reflexionar sobre el tema. Líderes en Recursos Humanos de empresas como Mercer, Deloitte y Phillip Morris platicaron con nosotros sobre la relación entre flexibilidad y productividad, y coincidieron en que apostar por este tipo de esquemas no solo tiene beneficios directos en la productividad, sino que también impacta en el ahorro de las organizaciones, pues la flexibilidad -está comprobado- es un factor de retención de talento, lo que reduce significativamente los costos asociados al proceso de selección.

Nos congratula contar con las reflexiones, en diversos temas laborales, de Gerardina González Marroquín, Directora de la Oficina para México y Cuba de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), institución que este año cumple un siglo de vida. Con Gerardina abordamos temas asociados a los derechos laborales, trabajadoras del hogar y diversidad e inclusión.

Complementa a este número un reportaje sobre los programas anticorrupción en las empresas y la importancia del Chief Compliance Officer (CCO), una posición cada vez más demandada y estratégica.

Esperemos que este número sea de su agrado.

Apunte final

La OCDE redujo su pronóstico de crecimiento económico para México de 2% a 1.6% para 2019. Y en su Estudio de Perspectivas Económicas 2019 señaló la importancia de mejorar el entorno empresarial. Para lograrlo, apunta, es necesario aminorar la incertidumbre política, un mayor respeto al principio de legalidad, mejorar la competencia y reducir los índices de violencia. La renuncia de Germán Martínez, ex titular del IMSS, con una carta durísima, dirigida a Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, es una señal de incertidumbre política. Esperemos que siga prevaleciendo el sentido común, con el fin de que el sector privado, además de las inversiones extranjeras, cuenten con ese factor tan esencial en los negocios: certidumbre.


Carlos Sandoval Gómez, Presidente Ejecutivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *