Las 3 cualidades que todo líder debería tener

Ron Thomas, experto en Recursos Humanos, contó recientemente la historia de una CEO con la que trabajó durante los primeros años de su carrera. A esta CEO en particular era más probable encontrarla “en la sala de correo, o sentada junto a un diseñador junior, o discutiendo con los fanáticos deportivos un juego reciente”, escribe Ron. “Fue una lección poderosa para mí; ella puso el ejemplo de que todos tienen valor”.

Usted probablemente puede pensar en alguien de su vida profesional que haya sido una influencia positiva para usted utilizando una o más cualidades de liderazgo. La buena noticia es que todos nosotros podemos desarrollar habilidades de liderazgo, a partir de hoy. Los grandes líderes no son criaturas mágicas que entran en nuestros cubículos, podemos llegar a ser mejores líderes que inspiren y dirijan a nuestros equipos a una mayor cohesión, un mejor trabajo y sí, un aumento en los ingresos. 

Vulnerabilidad: Todos Somos Humanos

Sabemos que algunos de ustedes se están preguntando a qué se refiere esta cualidad de liderazgo. Pero escuchen: no estamos hablando de fiestas de abrazos en las salas de juntas. La vulnerabilidad que estamos elogiando es un rasgo del liderazgo que le hace ganar la confianza de aquellos a quienes dirige. Al mostrar sus debilidades y no ocultarse de lo imperfecto, está señalando: Soy humano ¿No lo somos todos?

Cómo se ve esto en la vida real:

> Siéntase cómodo admitiendo que usted no sabe algo. Está bien no saber todo sobre una situación o problema en particular.

> Sea consciente de la “Enfermedad del CEO” donde entre más alto suba usted en la escalera, menos consciente se vuelve. Un consejero o mentor de confianza puede ayudarle a señalar los puntos ciegos.

> Esté listo para mostrar vulnerabilidad en público. Por ejemplo, en el inicio de las ventas anuales, usted podría contar una historia sobre un desafío frustrante que haya tenido antes en su carrera. Las historias son maneras fantásticas de compartir experiencias con las cuales todos podemos relacionarnos.

Empatía: Escucha Activa

La escritora y oradora Laurie Ruettimann sugiere que los líderes más exitosos en cualquier campo son los que habitualmente demuestran empatía. Lejos de ser un concepto blando, mostrar empatía tiene beneficios sorprendentemente tangibles. Los líderes que muestran empatía pueden identificar la felicidad (y también la infelicidad) en el equipo. ¿Quién necesita una charla hoy? ¿Quién está teniendo éxito en el nuevo proyecto y quiere contarle todo sobre él?

Los líderes que expresan empatía pueden demostrar gratitud más rápidamente. Después de todo, si está prestando atención, sabrá que Aaron en contabilidad va a tener una cirugía de rodilla y necesita tiempo extra para las citas médicas. Y un líder empático escuchará a Alice, quien recientemente fue promovida a gerente por primera vez y está luchando con un miembro del equipo que no fue seleccionado para el puesto.

Cómo se ve esto en la vida real:

> Pase tiempo al final de cada día haciendo rondas a los escritorios de su equipo (para los trabajadores remotos, tome el teléfono para una llamada personal, al menos una vez por semana). Las conversaciones cortas permitirán vislumbrar las alegrías, desafíos y preocupaciones de su equipo.

> Los jefes empáticos tienen empleados leales. Piense a largo plazo: ¿qué puede hacer hoy para asegurar que sus empleados permanezcan con la organización?

> ¿Tiene un empleado descontento? Trate de no estar a la defensiva, pero escúchelo desahogarse. No sea rápido para ofrecer soluciones, pero busque entender la situación.

> ¡Asegúrese de buscar sus metas personales! Tome tiempo para una vida satisfactoria fuera de la oficina con la familia y amigos.

Comunicación: Su trabajo depende de ello

Todos en el trabajo para trabajar. Por lo tanto, hay mucho por hacer. La creación de un entorno de trabajo productivo depende de la comunicación de alta calidad.

Es posible que tenga un problema con la comunicación en su equipo si la gente le mira sin comprender después de aceptar una tarea. O si el trabajo entregado usualmente no da el ancho. Considere si su estilo de gestión es parte del problema: ¿Las ideas viven en su cabeza, pero no en el papel o en un sistema de gestión de proyectos?

Los miembros del equipo estarán dispuestos a confiar más en usted cuando se comunique. Sus empleados no deberían tener que adivinar lo que piensa ¡Dígaselos! Mantenga una política de puertas abiertas y asegúrese de circular alrededor de la oficina todos los días, deteniéndose para charlar sobre el último proyecto.

Cómo se ve esto en la vida real:

> Establezca reuniones regulares de uno-a-uno para discusiones informales. Tome estas reuniones recurrentes en serio y no las cancele por cualquier motivo. Son importantes para su empleado, y deben serlo para usted también.

> Utilice las reuniones uno-a-uno para hacer preguntas, aclarar expectativas y dar retroalimentación al desempeño. Pida comentarios sobre su desempeño también.

Sugerencia: Aprenda cómo involucrar a los empleados en una conversación de coaching y por qué mantenerse alejado del “enfoque de sándwich” para dar retroalimentación.

Ser un líder eficaz e inspirador instará a su equipo a un mayor crecimiento y desarrollo. Todos somos más fuertes cuando estamos juntos, así que siéntase motivado de que sus cualidades de liderazgo darán fruto mientras usted las fortalezca día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales