Fortalecer la comunicación sobre retos y logros desde RH

.

La recta final del 2017 está iniciando y para la función de Recursos Humanos llega también una etapa en la que la evaluación del desempeño va de la mano del balance indispensable acerca de los retos, las acciones y los logros alcanzados en el año.

“Todas las organizaciones llevan a cabo un balance de resultados que facilita la evaluación de los resultados, las pérdidas y ganancias, la efectividad y la rentabilidad. Tratándose de personas, en la gestión del talento, este es un proceso indispensable para impulsar la mejora continua”, asegura el Lic. Pedro Borda Hartmann, Director General de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos.

Una vez hecha la evaluación del desempeño de los colaboradores, los líderes, directores y gerentes de equipo deben planificar de manera estructurada y consistente la sesión de retroalimentación.

“Esta es una práctica relevante para la gestión de talento porque representa justo el momento en que se rinden cuentas comparando los planes de trabajo establecidos, con los resultados alcanzados”, explica Borda Hartmann.
“La conversación debe estar basada en criterios de evaluación objetivos donde no medien la opinión o el juicio de valor. Esto es fundamental para que haya transparencia y se cuide el clima organizacional”.

De acuerdo con un estudio publicado en el Harvard Business Review, la comunicación en general produce que el nivel gerencial experimente algún grado de incomodidad al interactuar con los empleados.

En la situación específica conocida como brindar retroalimentación u orientación para la mejora del desempeño de los colaboradores, se llega a generar una emocionalidad similar a la falta de confort en al menos el 37% de los ejecutivos según el reporte publicado por Lou Solomon, la CEO de Interact, consultora de comunicación que apoya a CEOs de empresas de la lista Fortune 500.

“Compartir con un colaborador el reconocimiento a los éxitos siempre resultará más agradable que compartirle la necesidad de que mejore sus resultados, que reoriente sus comportamientos o que desarrolle habilidades nuevas”, explica el directivo de Amedirh.

“Esto se agudiza, especialmente, porque la evaluación del desempeño suele estar relacionada con incrementos salariales, el acceso a beneficios flexibles o promociones dentro del plan de vida y carrera”, complementa.

Contar con un balance positivo en los estados de resultados de la empresa es esencial e igualmente relevante lo es mantener los indicadores en términos de clima organizacional.

“No podemos olvidar que una retroalimentación adecuada puede influir sobre el clima laboral de forma positiva o negativa. De ahí que sea necesario que Recursos Humanos establezca estrategias, planes y programas adecuados para hacer de este proceso una fortaleza de la gestión de personas”, concluye Pedro Borda, Director General de Amedirh.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales