Ofrece educación en línea mayor accesibilidad y flexibilidad

La Asociación de Internet .MX y OCCMundial presentaron el 2do Estudio de Educación en Línea en México 2017,  el  cual muestra los hábitos, necesidades, motivaciones y obstáculos de los internautas mexicanos para continuar preparándose académicamente e indaga sobre las percepciones y opiniones que tiene el mercado mexicano de la educación en línea.

El análisis destaca que el 51 por ciento de los encuestados que cursan estudios actualmente, lo hace mediante componentes en línea, ya sea exclusivo o mixto, y el 49 por ciento restante, lo hace únicamente de manera presencial. En el segmento de quienes no estudian, el interés por la educación en línea se incrementa a 37 por ciento y 42 por ciento bajo modalidad mixta, contra un 21 por ciento interesados sólo en la presencial.

La opción de continuar con una formación profesional tiene motivaciones diversas. Si bien el deseo de incrementar los conocimientos guía prioritariamente a las personas que estudian y no estudian (31% y 28% respectivamente), como segunda motivación, los participantes dijeron buscar un mejor sueldo y un mejor puesto en otra empresa (17% y 16 % respectivamente); mientras que entre los que no estudian, predomina la motivación de encontrar trabajo en otra empresa (22%).

La principal expectativa de ambos grupos (los que estudian y los que no estudian) para tomar una decisión de continuar con sus estudios en alguna de las modalidades es contar con flexibilidad en los planes de estudio y en los horarios (16% y 14%).

En el reactivo que cuestiona sobre los obstáculos para continuar los estudios, la falta de recursos económicos resalta como un factor determinante (36 y 40% respectivamente), seguido de la falta de tiempo (23% en ambos grupos) y la falta de apoyo en el trabajo (14 y 16%). Paralelamente, y tomando en cuenta que 37% de la muestra percibe salarios de hasta $10,000, la inversión deseada en educación apenas rebasa el 30% de sus ingresos.

La principal herramienta que emplearon los encuestados para encontrar recursos educativos en cualquiera de las tres modalidades, fueron los buscadores de Internet y los sitios Web de las universidades. En menor medida los participantes mencionan utilizar las redes sociales y sitios Web especializados en educación para este fin.

Los resultados del estudio indican que la educación en línea se ha convertido en una opción importante para responder a la actual demanda educativa, al ofrecer mayor accesibilidad, flexibilidad, capacidad de personalización e interactividad.

  • Los usuarios conocen la modalidad en línea como una alternativa con tendencias de crecimiento, pero en su percepción, aún existe preferencia por algunos de los beneficios y ventajas de la modalidad presencial.
  • La educación en línea resulta más autónoma e interactiva que la tradicional. Sin embargo, los usuarios perciben que la educación tradicional ofrece otros beneficios, como la valoración de los estudios en el mercado laboral, aspecto que se percibe menos apreciado en la educación virtual.
  • El 44% de los encuestados tiene un trabajo de tiempo completo, es explicable que la flexibilidad de horarios y la disponibilidad de tiempo sean los principales factores y motivaciones que los internautas consideran cuando desean cursar algún programa académico, variables que conducen a la decisión final.
  • Las áreas profesionales como salud, medicina, ciencias exactas o ciencias naturales son las menos señaladas para estudiar mediante la modalidad en línea, por los conocimientos y habilidades prácticas que su estudio requiere. Por el contrario, disciplinas como Administración, Negocios y Derecho son las más concurridas en estudios exclusivamente en línea o en modalidad mixta, seguidas las de ingeniería, manufactura y construcción.
  • Las expectativas y factores para la toma de decisión para cursar un programa en línea varían respecto al grupo al que pertenecen los encuestados: quienes estudian actualmente dan mayor importancia a la flexibilidad de horarios y la existencia de plataformas en cualquier momento. En contraste, para quienes no estudian y planean hacerlo, es más relevante el costo, el reconocimiento de la institución y la calidad del programa.

 

El estudio se realizó con el método de encuesta CAWI (Entrevista auto administrada por computadora), con una muestra de 1,174 participantes, entre enero y febrero de 2018. Para el estudio, se hizo una diferenciación entre dos segmentos muy definidos: quienes actualmente cursan algún tipo de educación (presencial, en línea o mixta) y quienes no cursan un plan educativo, pero muestran interés de hacerlo próximamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Sociales