8 tips para mantenerte sano en la oficina

En ocasiones es complicado llevar un estilo de vida saludable cuando pasas muchas horas en la oficina, debido a la falta de tiempo, el estrés y diversos factores que afectan a la salud.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) decretó que la mala alimentación de los colaboradores ya sea en escasez o en exceso de peso, causan pérdidas de hasta 20% de la productividad. De ahí la importancia de cuidar lo que consumes en tu centro de trabajo.

Sabemos que en la oficina hay tentaciones a tu alcance, como máquinas de golosinas, donas, los pasteles de cumpleaños, el compañero que siempre va a la tienda; llevar una vida saludable no es fácil en este contexto.

Pero si deseas tener un mejor estilo de vida para sentirte pleno, sigue estos 8 tips que el Dr. Fernando Pérez Galaz, de la Clínica Balianz, te recomienda:

  1. Cocina tu propia comida: Cocinar en casa es la mejor manera de saber qué es lo que consumes y en que porción, además cuidas tu bolsillo.
  2. Desayuna: Sabemos que el apetito no despierta a tan temprana hora como tú, por lo que es bueno que optes por prepararte un licuado con cereal, sin azúcar, fruta de tu elección y leche. La ventaja es que es rápido de hacer, te dará energía y aportaciones nutricionales.
  3. Deja los dulces: Olvídate de las papas, chocolates y barritas como snacks antes de la comida. Estas no aportan nada de nutrientes a tu salud, mejor lleva una bolsa con nueces o almendras, frutas o verduras, además te sacia el hambre por más tiempo.
  4. Toma agua: Te encanta el refresco, pero no es bueno tomarlo a diario. Tu cuerpo necesita mantenerse hidratado y lo mejor es tomar agua, si no te gusta natural, puedes agregarle infusiones, fruta o hierbas.
  5. Muévete: Si pasas más de 8 horas sentado es importante que cada 2 horas, por lo menos, camines 5 minutos para activar tu digestión. También intenta sustituir el elevador por las escaleras.
  6. No tengas comida en tu escritorio: Quita las botanas dañinas que tienes en tu estación de trabajo, así evitarás consumirlas en tiempo de ocio y de estrés. A cambio puedes llevar zanahorias o pepinos en pequeñas porciones.
  7. Acude con especialistas: Si la dieta no te está dando resultados, tienes que buscar otras opciones. Acude con especialistas para que te receten una dieta especializada a tu cuerpo y actividad cotidiana.
  8. Crea horarios de comida: Establece un horario para alimentarte y haz lo posible por cumplirlos.

Alternativas para llevar de comer sano a la oficina:

  • Recipientes con jícama, pepino picado, zanahoria, apio picado o espárragos. Agrega sal y limón.
  • Sándwich pequeño con pan de trigo, jamón de pechuga de pavo o atún.
  • Bolsa pequeña con nueces, cacahuates (no japoneses ni garapiñados) o almendras.
  • Si tienes refrigerador de libre acceso en tu centro de trabajo, puedes llevar yogurt light o queso cottage.
  • Ensalada regular con trozos de pollo o queso panela.
  • Rollos de jamón de pavo light y queso panela light.

Por: Brenda Martínez @Brendaluma96

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares